Una noche con Lori Meyers (28 ene. Sala Apolo)

Les esperábamos desde hace meses pero al fin este viernes 28, los granadinos Lori Meyers aterrizaron en la Sala Apolo de Barcelona. Os contamos la velada.

Les esperábamos desde hace meses pero al fin este viernes 28, los granadinos Lori Meyers aterrizaron en la Sala Apolo de Barcelona. Precedidos de unos enérgicos aunque un tanto difusos Elastic Band, a eso de las nueve y media de la noche aparecieron en el escenario, donde durante algo más de dos horas el grupo se dedicó a disfrutar y a hacer disfrutar a un aforo completo, que pese a haber empezado la noche un tanto frío, acabó haciendo de la sala una gran fiesta pop.

Una de las incógnitas para muchos era si los sonidos nuevos que impregnan su último trabajo cuajarían en los directos, si casarían con los Lori del “Viaje de Estudios” o si, por el contrario, habrían evolucionado de tal manera que este último disco supusiera un punto y a parte también en sus directos. Pues bien, parece que estas dudas ya tienen respuesta. Y es que no sólo no abandonan sus principios sino que los integran perfectamente en el conjunto, y podemos decir que un gran número de temas como Hostal Pimodan, Tokio ya no nos quiere, La mujer esponja o Sus nuevos zapatos suenan mejor que nunca, con la voz de Noni más abierta, directa y precisa.

El punto tierno lo puso Luciérnagas y Mariposas, que contó con la colaboración de Santi y Juli de Love of Lesbian, que consiguió seguir subiendo la temperatura de la sala. Aunque la fiesta se desató completamente con los temas que se esperaban por primera vez, los pertenecientes a “Cuando el destino nos alcance”: Televisión, Explícame, y sobretodo, Mi realidad y A-ha han vuelto, durante el cual se proyectó el recién estrenado vídeo del tema dirigido por Lyona, que también estuvo presente, lanzando cintas rosas al público.

La noche terminó con tremenda versión de La caza, de Juan y Junior, y como no podía ser de otra manera, Alta Fidelidad, que, tras palmearla a modo rumba, terminaron cantando con su acento granadino, cosa que le dio una frescura especial que nos hace incluso querer escuchar más canciones sin filtro, con esa autenticidad.

De cualquier manera, fuimos testigos de un concierto completo, vivido, disfrutado. Y es que, una de las grandes virtudes de Lori Meyers es La capacidad de emocionar y, sobretodo, de hacerte sonreír.

Lori Meyers: Cuando el destino nos alcance

Las expectativas eran altas. Con Cronolánea, los chicos de Loja habían dejado el listón muy alto. Y es que su anterior trabajo, publicado en 2008, contaba con un sonido característico y propio, además de tener una fluidez de ritmo envidiable a lo largo de todo el álbum. En estas circunstancias, lo más lógico y previsible hubiera sido que los granadinos hubiesen seguido una línea de continuidad con su nuevo lanzamiento, profundizando en la fórmula que tan bien les había funcionado.

Pero Lori Meyers han ido más allá. Con voluntad de seguir evolucionando, acaban de presentar Cuando el destino nos alcance, un álbum con 11 canciones que con Mi Realidad como carta de presentación, han roto los esquemas y expectativas que pudiéramos tener en mente. Las reacciones iniciales al single fueron, en su mayoría, de desconcierto. Críticas para todos los gustos se podían leer en las redes sociales. Sin embargo, con el disco completo a nuestro alcance, podemos establecer dos cosas.

La primera, los Lori se han arriesgado, y han publicado un álbum distinto a todo lo que habían hecho hasta el momento. Precisamente por esto, son necesarias algunas escuchas para empezar a entrar en este laberinto: cada canción es un mundo, una sensación, un sonido distinto.

La segunda cosa es que les ha salido bien. Los nuevos temas son más que interesantes; y lo que es más importante, no han perdido la esencia del grupo, que quizás algún día sepamos donde se encuentra. Quizás en la particular voz de Noni, quizás en sus melodías o en sus potentes bases que destilan pop y rock a partes iguales. Aunque bien pensado, quizás la quintaesencia se halle precisamente en ser Lori Meyers: siempre ellos y siempre nuevos.

Escucha “Cuando el destino nos alcance” en Spotify!

Día de la Música Heineken 2009

Ya está aquí. Este domingo día 21 es el Día de la Música, y Heineken lo ha preparado a lo grande. Con un cartel compuesto por 32 artistas destacados del panorama indie nacional, se han llevado a cabo varias iniciativas, todas con un objetivo común: acercar la música al público de la manera más directa dando a conocer a estos nuevos cerebros musicales. Fruto de esta iniciativa  han surgido un disco y un cartel de programación de conciertos públicos que no habría que perderse por nada del mundo.  

Cristina Rosenvinge y Vetusta Morla, uno de los encuentros estrella del Día de la Música Heineken
Cristina Rosenvinge y Vetusta Morla, uno de los encuentros estrella del Día de la Música Heineken

 

El disco

Para realizar este disco, desde la organización se propuso la iniciativa de los encuentros: dos artistas participantes, versionando a un tercero. Así, las combinaciones son más que curiosas: Inhabitants y CatPeople, Tachenko y The Requesters, o Vetusta Morla y Cristina Rosenvinge son algunas de las propuestas… Interesante, ¿verdad? Pues su descarga es completamente legal y gratuita.

Para descargarlo, sólo tienes que hacer click aquí, y tras un registro en el Club Heineken, que no llevará más de cinco minutos, directo al ordenador.

Los Conciertos

Si estos encuentros os han hecho la boca agua, aún más será saber que este mismo domingo podrán disfrutarse de manera gratuita en diversas ciudades españolas. Los escenarios escogidos han sido Madrid, Barcelona, Valencia y Ourense. A continuación os detallamos la programación en la ciudad catalana, cuyos conciertos se celebrarán en la Plaza Odisea (Maremàgnum).

Para consultar la programación completa, incluyendo el resto de ciudades, clica aquí.

17:40: Inhabitants

18:20: Inhabitants + Adrián de CatPeople

18:40: Remate

19:00: Cohete

19:20: Remate + Cohete

19:40: Alondra Bentley

20:00: Templeton

20:20: Templeton + Alondra Bentley

21:00: Cristina Rosenvinge

22:10: Vetusta Morla

23:20: Vetusta Morla + Cristina Rosenvinge

Para más información, no dudéis en visitar la web oficial: www.diadelamusica.com

The last 3 lines + Tachenko + Lori Meyers (8 de Mayo)

En el marco del Coco Festival, festival anual con motivo de la reivindicación del 1º de Mayo, que ya va por su 6ª edición, se dieron cita ayer tres bandas: The last 3 lines, Tachenko y como cabezas de cartel, los granadinos Lori Meyers.

Tal cual empezó el concierto, cabe preguntarse cuál fue el motivo de la elección de la primera banda. Oriundos de la ciudad condal, el grupo presentó un estilo bastante particular: un rock con toques electrónicos, bastante duro en algunos momentos. Dentro de esto, su música tiene potencial y energía, pese a que una puesta en escena más dinámica podría ayudarles a defenderla. De cualquier modo, su directo quedó lamentablemente deslucido por varias razones (ajenas a la banda):  de entrada el contraste para el público, que mentalizado en ver a un par de grupos de buen pop, se sintió desconcertado al encontrarse con aquella música, en las antípodas de lo que presentaron los otros dos grupos; y sobretodo, la sonorización. En una sala como Razzmatazz 2, que no se caracteriza precisamente por tener una acústica ideal, sonorizar a una banda como esta era tarea difícil, quizás demasiado. El volumen fue excesivo, sensación acrecentada al estar la sala aún medio vacía, y los agudos de las guitarras o los platos, fueron verdaderamente hirientes. En definitiva, el caso paradigmático de que un buen concierto depende casi más del que controla desde abajo, que de los que tocan arriba. Esperaremos a verlos en otra ocasión.

Tachenko ayer en Barcelona (Foto: Mario Gómez)
Tachenko ayer en Barcelona (Foto: Mario Gómez)

Tras la primera hora de actuación, los siguientes en lista fueron los zaragozanos Tachenko. El grupo trajo de nuevo a Barcelona su sonido limpio, alegre y dinámico, con ritmos y harmonías beatlelianas que siempre son de agradecer. En este caso, parece ser que los técnicos de la sala estuvieron ya más atinados, también ayudados por la mayor cantidad de público, que poco a poco llenaba la sala. De este grupo impresiona su ímpetu en escenario, su entrega, y su cercanía al rock, que contrasta con la idea que de ellos puede quedar al escuchar sus primeros trabajos. Destacar la versión de “Amable” que ofrecieron ayer: todo un regalo desbordante de energía. Al lado de temas ya clásicos como “Nataciones” o “Entrada de artistas“, o entregas de su último trabajo publicado “Hacia el huracán” o “El mundo se acaba“, echaron a rodar un par de canciones del que será su próximo trabajo, del que Sebas Puente nos comentó, esperaban la salida a finales de año. Suenan realmente bien, aunque si hemos de hacer una petición de cara a este próximo álbum, sería que por favor, la producción y mezcla final hagan justicia a lo que Tachenko es en directo. Se lo merecen.

Finalmente, siguiendo el planning previsto, aparecieron Lori Meyers en escena. Los chicos de Loja ofrecieron una hora y media de concierto, en el que repasaron éxitos tanto de sus discos anteriores, como de su último álbum, el celebrado por la crítica “Cronolánea“, del que quizás se echaron en falta algunas canciones. Puestos a ser críticos, e hilando con esta ausencia de determinadas canciones, hemos de decir que más que temas concretos, se echó de menos ese otro registro de la banda, capaz igualmente de hacer canciones íntimas, recogidas, como su “Saudade“. Haber intercalado este tipo de canciones, además de haber hecho el desarrollo del concierto más dinámico (por contraste con sus grandes himnos pop), nos habría descubierto esa otra faceta de la banda, que parece hablar de tú a tú. De cualquier modo, su directo es contundente. La sala, ahora ya sí, con todo el público entregado, respondió de manera más que sincera y agradecida. Se corearon las canciones, se botaron los estribillos. Finalizaron, no podía ser de otra manera, con “Alta Fidelidad“, sin dejarnos respirar un solo segundo entre salto y salto. Sigamos atentos a ellos, tienen mucho que ofrecer.

Lori Meyers en un momento de su actuación de ayer (Foto: Mario Gómez)
Lori Meyers en un momento de su actuación de ayer (Foto: Mario Gómez)