Para empezar

Unas cuantas preguntas y respuestas

¿Qué es un podcast?

“Ah sí, un amigo de una amiga tenía uno. Pero no sabría exactamente…”. Sin ningún reparo: podcast es una palabra habitual, pero a la hora de definirla, lo más normal es que surjan dudas. ¿La buena noticia? Son fáciles de aclarar, vamos allá.

Podcast puede hacer referencia a dos cosas. La primera, al sistema por el cual se publican contenidos en Internet -principalmente de audio-, que se distribuyen automáticamente a los usuarios. La segunda, a los archivos concretos que se distribuyen así. Es decir, podemos hablar del “medio podcast”, como hablaríamos del soporte “prensa escrita”, y también sería correcto referirnos así al “podcast de deportes al que me suscribí ayer”. Una sola palabra que hoy engloba a toda una comunidad de creadores y usuarios. Y si tienes dudas sobre la cuestión de la suscripción, sigue leyendo.

¿Qué es un feed RSS?

Feed RSS -o canal RSS- es el sistema de redifusión del que se sirve el medio podast para llegar a sus usuarios. Básicamente, es un archivo generado por algunos sitios web que distribuye contenido y permite al usuario suscribirse. ¿Para qué? Para que no tengamos que ir cada día a descubrir si nuestro podcast tiene nuevos contenidos y descargarlos manualmente a través del navegador. Precisamente el RSS es el mecanismo que nos hace la vida más fácil, y que nos permite que con un solo clic, los audios lleguen directos casi hasta nuestras orejas.

¿Cómo reproducir?

Aquí llegamos a la parte práctica. Para reproducir los podcasts que nos interesen, necesitaremos un programa / aplicación móvil capaz de integrar sus RSS, que nos permitan suscribirnos. Es el caso de iTunes o la aplicación Podcasts en iOS, Podcast Go, en Android, y también iVoox, para los dos sistemas operativos. Podremos añadir los podcasts que queramos seguir desde el buscador de la aplicación, o bien manualmente, a través del enlace al RSS. ¿La ventaja? Una vez suscritos, los nuevos episodios nos serán notificados automáticamente y podremos oírlos o descargarlos cuando más nos apetezca.

¿Quién hace podcasts? ¿Y sobre qué?

Pues básicamente, crea quien se lanza a ello. Ya sea de forma independiente, o a través de productoras más “oficiales”, muchas personas deciden abrir un espacio sonoro dedicado a sus aficiones o a un campo que les interesa, donde conversan con amigos, con expertos o con amigos expertos, que también los hay. Así, encontramos podcasts dedicados a la tecnología, al cine, a las series, y todo lo que podáis imaginar. Son podcasts del ámbito de la no ficción.

Pero no son los únicos. Y es que también hay creadores y creadoras que deciden generar ficciones sonoras de los géneros más diversos: comedia, suspense, terror, romántico,… El mundo del audiodrama, como se conoce a la ficción sonora sobre todo en el ámbito anglosajón, está lleno de sorpresas.

Podcast y streaming, ¿son lo mismo?

No. El podcast publica contenido en línea de forma íntegra, completa y descargable; mientras que el streaming se parece más a una transmisión habitual de radio o televisión, ya que el usuario puede conectarse un día a una hora determinada y seguir su emisión en directo. Es posible que luego pueda recuperarla completa y descargarla, pero el sistema de publicación parte de lugares diferentes.

Eso ya no se lleva, ¿no?

Video killed the radio star, decían. Pero hace ya unos cuantos años de eso -¡40, concretamente!- y el medio no ha hecho más que reinventarse. En un momento en el que estamos más saturados de pantallas que nunca, el sonido recupera su magia y productoras corporativas como Podium Podcast, y también independientes, como Dead Signals, estrenan series innovadoras y de calidad. Una gran solución para sobrevivir al metro en hora punta.

Tengo problemas auditivos, ¿el podcast es para mí?

Dentro de este medio, sobre todo en la comunidad anglosajona, cada vez hay más conciencia sobre diversidad. Así, muchos podcasteros publican, además de los capítulos en audio, las transcripciones de cada episodio. Aquí tienes una lista de podcasts con transcripción disponible. ¡Esperemos que cada vez sean más!

Quiero probarlo, ¿por dónde empiezo?

Una buena idea es preguntarte qué te apetece: ¿dejarte llevar por una ficción sonora?, ¿escuchar una conversación interesante? , ¿aprender inglés? En cualquier caso, te propongo pasear por la sección Imprescindibles -¡una apuesta segura!- y si aún te quedan dudas, escríbeme.