Vinodelfín: "Somos un grupo de Pop al que no le gusta plantearse límites, ni de forma ni de fondo."

Tras un fin de semana lleno de música y sol, volvemos fuertes. Tenemos el placer de ofreceros la entrevista que nos regaló Marcos Andrés, vocalista de la banda Vinodelfín, y en la que, a lo largo de sus líneas nos fue desgranando poco a poco sus ideas respecto al grupo, su música, su último trabajo “Seres Únicos“, sus percances con Warner… entre muchas más historias: historias sobre música, sobre arte, sobre creer en algo. Para leerla con calma y disfrutarla línea a línea. Sin más, aquí la dejamos; encantados de compartirla con todos vosotros, los que seguís creyendo en la música real y en la más absoluta Libertad Sonora.

¿Cómo definiríais la propuesta que presenta Vinodelfin?

Diría que somos un grupo de Pop al que no le gusta plantearse límites, ni de forma ni de fondo. Entendemos la  música como una vía para la expresión de lo que somos como personas, como un camino para la salud y la liberación de la mente, pero también como un juego, una diversión. Tratamos de practicar una especie de nudismo emocional cuando tocamos, sin renunciar a nada; de la misma manera que a veces nos sentimos contentos, o tristes, o melancólicos, o alegres, tratamos de que nuestras canciones se paseen por esos estados sin complejos.

No tenemos pretensiones estéticas de ningún tipo a priori, nos gusta toda la música, y entendemos la innovación como un gesto nacido de la necesidad, no de la búsqueda desesperada por parecer originales. Para nosotros una canción es buena cuando expresa experiencia, sea del tipo que sea, y cuando esa experiencia resulta ser un buen reflejo para otras personas, el resto de cosas son coyunturales. Lo hacemos a través del Pop, porque así se le llama a la música que absorbe todo tipo de influencias, (al Pop no se le exigen purismos y eso nos hace sentirnos libres a la hora de crear). Hay quien dice que sonamos a grupo ingles, pero si te fijas podrás encontrar aires clásicos, o toques del pop Español o Argentino de los últimos veinte años, o notas de flamenco, (yo cantaba flamenco de niño, y aun lo hago de vez en cuando).

  • Vuestro último trabajo, “Seres Únicos” está recién salido del horno. ¿Qué ha cambiado en Vinodelfin desde “Perfecto en la locura”? ¿Qué influencias se mantienen y cuáles se incorporan?

 “Seres únicos” es una evolución natural del anterior trabajo, pasado más por la elaboración casera, cubases etc, que por el local. Este disco suena más grande y más definido, pero quizá no tenga ese latido que da el arreglar los temas en el local. Hemos hecho parejas de composición que han dado canciones como Reconocer o Vagamente, que le dan al grupo un aire nuevo. Cerati, Snow Patrol, los últimos trabajos de Radiohead, se han consolidado como influencias en este disco. En cuanto a las influencia recientes diría que han de ser forzosamente superficiales, en el sentido de que para que un artista te influencie te has de impregnar de su trabajo durante mucho tiempo. Yo creo que cuando uno compone a partir de una influencia reciente lo que suele aparecer es una emulación más o menos afortunada. Te tengo que decir que en adelante es probable que se respire en nuestras canciones algo de Wilco: nos quedamos muy impresionados del concierto que dieron el año pasado en Razz, grupazo.

  •  Ya habéis tenido oportunidad de probar los efectos de vuestros nuevos temas, tanto en directo como por las críticas al álbum. Desde nuestro mismo blog, hemos tanteado a los lectores con él, y los resultados han sido sorprendentes. Desde vuestro punto de vista, ¿Cómo creéis que está recibiendo la gente este “Seres Únicos?

La verdad es que estamos en plena convulsión con este disco. Nos hemos ido de Warner cuando casi estaba a punto de imprimirse. Así que son los medios como vosotros y la gente que lo compró en las presentaciones de Madrid y Barcelona los que los habéis escuchado entero. Hicimos unas cuantas copias para que el disco saliera cuando lo habíamos planeado, pero lo que es salir a nivel de tiendas aun no ha salido. Nos sabe fatal por la gente que nos escribe y que lo espera, pero era un paso que había que dar. No sentíamos ningún tipo de implicación con la compañía en los momentos previos a la salida del disco, y decidimos, y pudimos salir, a ultima hora. El disco ha de estar en las tiendas a finales de julio, con el sello Editarte, de nuestra oficina de management representArte. A partir de esas copias que sí han visto la luz, y del trabajo de promo que está haciendo la oficina, la respuesta está siendo muy buena, aunque supongo que no podremos hablar con propiedad hasta que comience la gira, allá por septiembre – octubre.

  •  Hablemos sobre vuestras letras. Hemos de reconocer que vuestras canciones de amor van más allá de lo habitual. Versos como “me desdobló el amor y el uno se multiplicó”, “si a quien amabas quiso amar de dos en dos y tu cariño se partió por la mitad”, “no es fácil vivir uno siendo dos”… entre tantos ejemplos. ¿Cómo surge esta concepción? ¿Existen referentes literarios en Vinodelfin?

Se puede decir que Vinodelfin es un grupo amante de las relaciones humanas, consciente de la importancia que tienen los sentimientos y el contacto entre las personas. Lo cierto es que las letras las escribo yo, pero he de decir que lo que traigo a Vinodelfin está impregnado de lo que somos, o lo que compartimos. Los conceptos a los que te refieres tienen que ver con una palabra que quizá no esté de moda pero que, en mi opinión, lo impregna todo: la trascendencia. No la trascendencia que tiene que ver con lo que hay más allá de la muerte, sino con lo que hay más allá de uno mismo. Trascender es saltar el abismo que te separa del otro. Nuestras canciones hablan de esos actos que nos unen al otro, hablamos de esas cosas que transcienden de nosotros y tienen un efecto inmediato fuera de ti. Cuando amas o sientes rencor hacia  alguien, no sabes a donde irá a parar ese amor o ese rencor…y todas estas cosas nos ocurren a todos, todo el rato, en los gestos más cotidianos, en la calle, en el trabajo, en casa, y hacen que nuestra vida sea más o menos feliz…nosotros tratamos de arrojar luz a esos temas con más o menos acierto.

 Hay muchos escritores que me han dado mucho, lo siento así.  Mencionaría a Borges, Rilke, Lorca, , Margarite Yourcenar, Márquez. A un nivel más inconsciente tengo influencias bíblicas porque de niño fui a una iglesia evangelista durante años. Pero sin duda la persona que más me ha influenciado y la que me acercó a los grandes autores fue Carmen Pérez, maestra de un taller literario al que acudí durante años. Ella decía que teníamos que encontrar un voz en lo que escribíamos, una que no necesitara de nuestra presencia para defenderse, decía que lo escrito tenía vida independiente, decía cosas muy sencillas y profundas. Hay mucha gente que trabaja en el llano, (donde se comparten las cosas, donde están los roces,  el amor, las angustias), lejos de un reconocimiento social y sin embargo esparcen el conocimiento allí donde van. Carmen Pérez era una de esas personas.

  •  En vuestro álbum se tratan otros temas además del amor, en canciones como Habrá salida, de temática más social o Seres únicos, que implica casi una concepción de la existencia. ¿Os encontráis cómodos en estos registros? ¿Echáis en falta más riesgo por parte de otras bandas, especialmente en el mundo del pop, en tratar este tipo de temas?

Hay un poeta de posguerra, (no me viene el nombre en este momento), que decía en uno de sus versos más celebres: hay que escribir hasta mancharse.  Tal y como está el mundo, (y cuando digo el mundo no me refiero solo Afganistán o Irak, me refiero a las cosas que pasan en nuestra escalera de vecinos, en la calle, en nuestro trabajo), yo diría que no estamos a tiempo de delegar nuestra responsabilidad en otros, sobre todo viendo lo que algunos son capaces de hacer con el poder que les prestamos. Si amas la vida, si la valoras como un hecho excepcional, como un regalo único, el primer impulso que te sale cuando ves que se la pisa o se especula con ella es mancharte, sea escribiendo, compartiendo ideas, o en la acción directa. Puede que la pasividad o el dejarse llevar funcione un tiempo en algunas partes del mundo, pero a la larga quien no se compromete con la vida, termina sufriendo la propia, y se lo termina llevando la corriente (ahí están la emigraciones incomodas, las guerras que, de repente, ya no están tan lejos, el terrorismo; el mundo está unido por tierra mar y aire, y nada de lo que pasa en él nos es ajeno). Puede que la corriente nos acabe llevando a todos, pero al menos que no sea con nuestro consentimiento, o nuestra pasividad. A veces vivimos aislados detrás de esa pantalla televisiva que parece nos salvaguarda de la desgracia que les sucede siempre a otros. Sin embargo estamos a unas horas de la desesperación más absoluta si los frágiles equilibrios políticos se quebraran (hablo de occidente se entiende, en la mayor parte del mundo ya están rotos).

Nosotros desde nuestro lugar, en el mundo de la música, usamos la propia música y la palabra para poner de relieve las cosas que merecen vivirse; creemos que el amor nos hace más felices y más sabios a la larga, y que la violencia es una lacra para la humanidad desde siempre, lo creemos y estamos comprometidos con esas ideas. Pero estamos lejos de toda intención crítica con los artistas que expresan otra mirada.  Hay gente que cree que esto va a acabar fatal, que siente una rebeldía profunda, o que habla de lo íntimo, y lo expresan porque es lo que su personalidad necesita expresar. El arte, antes que nada, es una herramienta de expresión personal; eso pertenece al mundo de la intimidad, y nosotros no tenemos intención de juzgar algo así. Este sería un mundo mucho mejor si la gente pudiera expresar sus anhelos, sus frustraciones, sus alegrías, o sus preocupaciones, tenemos esa esperanza.

  •  Uno de los temas que más curiosidad despierta en nuestros lectores es “Amaros”. ¿Metáfora amorosa, metáfora interior, un poco de todo? ¿Qué podéis contarnos acerca de él?

Esta canción la escribí pensando mucho en mi abuelo, en la guerra civil y en las guerras en general, en todas aquellas ideas por las que mucha gente ha luchado…pensaba en ese anhelo, más o menos declarado, que la gran mayoría tenemos, de vivir en un mundo más tranquilo, sin guerras, donde la gente se pudiera disfrutar, en mundo sin hambre ni miserias. Y pensaba también en que las dificultades para alcanzar ese mundo estaban dentro de las personas, no fuera. Amaros es la historia de un pueblo, metafórico como dices, hacia el que la humanidad se dirige a pesar de todas las dificultades que ella misma se pone para encontrarlo. Cuando lo tocamos en directo siento que nos mueve una fuerza heredada. Creo, además, que los arreglos que se hicieron en el local le aportaron y apoyaron muy bien la historia que se cuenta.

  •  Vinodelfin en escena. Tras dos giras estatales, ¿Cómo vivís la experiencia del directo? ¿Preferís espacios grandes o espacios más íntimos?

 El directo es la verdad de los grupos de música, la grabación en un estudio es un puro artificio. La grabación por pistas es casi lo opuesto a hacer música en grupo (donde todos tocamos a la vez, sintiendo a tiempo real cada impulso, los matices del momento). Por eso apreciamos tanto la figura del productor, en este caso los Blind Records, Santos Berrocal y Fluren Ferrer, porque consiguen crear un ambiente sensible y propicio para que la grabación se acerque a máximo al grupo cuando toca en directo.

Nosotros disfrutamos mucho en directo, más allá de que los bolos salgan mejor o peor. Yo creo, y esto quizá no me corresponda a mi decirlo, pero creo que somos un grupo que gana en vivo. El espacio ideal para nosotros es la sala de 500 a 1000 personas. Pero los conciertos acústicos, pequeños, donde todo está desnudo, suelen ser muy especiales, el contacto con la gente es directo, y eso es, en el fondo, la finalidad más valiosa de subirse a un escenario.

  •  En ciertos contextos de escucha, hay más propensión a la calma, a corear canciones, al movimiento,… en definitiva, a una participación que implique al público de forma más o menos directa. En vuestro caso, ¿Cuál es la reacción del público?  

 Nosotros somos una banda que viene de los acústicos. Al mes y  medio de formar la banda ya estábamos rulando por los bares de Barcelona en ese formato, y estamos convencidos de que fue un acierto. El acústico te permite disfrutar del contacto directo con la gente, lo íntimo se hace con el espacio y se crea una complicidad con la gente que cuesta encontrar en el eléctrico. No teníamos disco, tan solo una maquetilla que vendíamos en los bolos, y cada vez venía más gente, y la respuesta del público fue muy buena desde el principio. Todo eso se culminó hace dos años cuando presentamos Perfecto en la locura en Apolo 2, y vimos a más de cuatrocientas personas cantando Barcos o El abismo. Sí, somos un grupo que busca el contacto, más allá de que haya días más propicios que otros.

  •  En este tiempo, habéis realizado colaboraciones con otros artistas, como Nena Daconte o Shuarma. ¿Cómo valoráis la experiencia?

Las colaboraciones se dan por afinidad,  por tanto siempre son una buena idea. Compartir modos distintos te enriquece. Las experiencias vividas, tanto con Shuarma como Mai Meneses, han sido muy bonitas. Cuando ves tus canciones en voces que tiene un estilo propio, sientes como si se elevaran, sientes que crecen. Además, y esto siempre lo mencionamos porque es justo hacerlo, tanto con Shuarma como con Mai, hablan  mucho del compañerismo en esta profesión, (está caro que ambas colaboraciones nos han abierto puertas y han hecho que nos escuche más gente).

  •  Ahora, una vez publicado el álbum, ¿cómo se os presentan los próximos meses?

Bueno a partir de septiembre comienza la gira, y aunque este está siendo un año catastrófico, nuestra oficina de  management representArte está trabajando muy bien con nosotros, la verdad. Toda la info irá saliendo en nuestra página, myspace y medios cuando se acerque el momento. 

  • Y por último, viendo el panorama musical actual… si pudiérais pedir un deseo, ¿cuál sería?

Crecer en una dirección que nos permita disfrutar cada día más de los regalos que proporciona la música.

María Montes, para Libertad Sonora. 

3 thoughts on “Vinodelfín: "Somos un grupo de Pop al que no le gusta plantearse límites, ni de forma ni de fondo."”

  1. Buahh, que entrevista tan bien hecha. Muy buenas preguntas y excelentes respuestas.
    Estoy muy contento de que a finales de julio podamos tener el disco en las tiendas y a partir de septiembre haya gira.

  2. Vaya pedazo de grupo, mi descubrimiento del 2009, en un programa de RNE3 en el que hicieron unas versiones exhuberantes de algunos de los temas del disco. A la espera de que vengan por Madrid quedo. Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *