Ripollet Rock 2: Amadeüs + Epica

Saludos de nuevo!

Os traemos en esta ocasión la segunda entrega de nuestro paso por el Ripollet Rock. Como sabéis, primero fue la rueda de prensa. Y nada más terminar, Amadeüs dio comienzo al concierto. Iba a ser una noche muy larga.

La banda local defendió ante un público creciente su trabajo musical, con una base que en ocasiones se acercaba al rock sinfónico y progresivo, y que a su vez aportaba toques de otros estilos como el power metal. Esta sensación se veía acentuada por el carácter melódico del vocalista, de una claridad y afinación admirables. Pese a todo, el buen hacer de la banda se vio eclipsado en parte por su falta de coherencia escénica, aunque de todas maneras, se hizo patente que con un buen trabajo de imagen, este grupo tiene camino por delante. Y precisamente “Caminos del alma” es el título de su carta de presentación, que incluye temas como “La cruzada del miserable” o “La última canción“, que consiguieron ser, en esta ocasión, el aperitivo perfecto a lo que se avecinaba.

Un momento de la actuación de Epica. Foto: Mario Gómez.
Un momento de la actuación de Epica. Foto: Mario Gómez.

Pasada la medianoche, llegó el momento central del festival. Era el turno de los cabezas de cartel, la banda holandesa Epica. Un público cercano a los dos millares de personas se había congregado en el Parc dels Pinetons dispuesto a disfrutar de la combinación de melodías, riffs y metal que ofrecen Simons, Jansen y compañía. El inicio del concierto fue inmejorable. Pese a ser al aire libre, el sonido fue más que correcto y posibilitó un comienzo enérgico que dejó clavados a los asistentes, que tras una intro (Indigo) que caldeó el ambiente, entró en escena con un “Obsessive Devotion” impecable. En esos momentos, se pudo comprobar el indudable salto cualitativo de la banda en los últimos tiempos, con una Simone mucho más estable y con más presencia en el escenario y con una evolución vocal palpable, además de comprobar cómo las voces guturales de Mark Jansen son junto a ella, una combinación que proporciona variedad e interés. Grandes temas de la noche fueron los esperados “Sensorium” (con influencias innegables de los finlandeses Nightwish) o “Cry for the moon“, aunque lamentablemente la voz de Simone en la segunda mitad del concierto no estuvo a la altura, probablemente por cansancio. Se echó en falta a su vez la otra cara de Epica, la de las baladas más líricas, como “Feint” o “Higher High“. De cualquier modo, gracias a la inmejorable acogida del público y el buen sonido que caracterizó la noche, el concierto fue memorable.

Simone Simons, vocalista de Epica, el pasado viernes. Foto: Mario Gómez.
Simone Simons, vocalista de Epica, el pasado viernes. Foto: Mario Gómez.

Para acercaros al máximo cómo se desarrolló el concierto, os invitamos a visitar la galería fotográfica completa haciendo click en el siguiente link. No exageramos si decimos que nuestro fotógrafo Mario Gómez se ha superado. Enhorabuena, y esperamos que la disfrutéis.  

Haz click para visitar la galería

Ah, y recordad que la noche aún no había terminado… estad atentos para descubrir la tercera y última entrega de lo que fue el Ripollet Rock de este año 2009.

1 thought on “Ripollet Rock 2: Amadeüs + Epica”

  1. Debió de ser un gran concierto. Aquí en Costa Rica esperamos con ansias la llegada de Epica a nuestro país. Dejo el enlace de mi sitio para que podáis conocer mas de cerca el genero o fenómeno del sinnúmero de bandas asociadas a este estilo. Gran post, os felicito…

    Edit: El enlace a la URL se ha suprimido del comentario. Para acceder al sitio del usuario, puede hacerse a través de un click en el nombre del mismo. ¡Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *