Estamos de vuelta!

Tras una semana de ausencia en la red, Libertad Sonora vuelve para recuperar de nuevo su ritmo habitual. Regresamos con las pilas cargadas y muchas ganas de seguir compartiendo con todos los nuevos lanzamientos, conciertos, y cualquier evento relacionado con nuestro mundo musical. ¿Qué nos espera esta semana? Crítica del Incendio de Sidonie, nuevos conciertos, además de por supuesto, la nueva agenda de septiembre que llegará al final de los próximos siete días.

Para empezar, os dejamos el enlace a una divertida (a la par que realista) crónica de lo ocurrido en el pasado festival Sonorama, realizado en Aranda de Duero los días 13, 14 y 15 de Agosto. La hemos extraído del portal www.sesiongolfa.com, y está firmada por Vitto Golfeone. Sin más, os dejamos las primeras líneas, y si os gusta… sólo tenéis que seguir el enlace que encontraréis al final. ¡A disfrutarla y hasta pronto!

 

Para los que no lo conozcáis, el Sonorama se trata de un festival de música pop de carácter independiente en la localidad burgalesa de Aranda de Duero, y que este año cumplía su 12º edición. Otros lo pueden definir como un festival para modernitos. Y otros lo pueden definir como “el fin de semana en el que miles de cabrones invaden su pueblo”. Al final resulta ser una mezcla de popis, vino del lugar, kalimotxo, morcillas, flequillos y pitillos. Por cierto, es posible que paralelamente al festival, se realizara un concurso de dobles de Russian Red. En mi vida he visto tantas chicas con los labios pintados de rojo (russian) y gafas de sol del tamaño de sus flequillos.

La llegada a Aranda por parte de la expedición golfa (ósease yo) se produjo sobre las cuatro y media de la tarde. El año pasado el verano en Burgos cayó un jueves, pero este año supongo que habló con el jefe y le había dado puente. Casi 40 grados al sol y el diablo caminando a sus anchas por las calles.


En el camping buen rollo generalizado (aunque suene a tópico). El lugar estaba sitiado por miles de tiendas de campaña de la misma marca (el señor Quechua tiene que tener más pasta ya que Amancio Ortega), botellones de kalimotxo, cerveza y otras perversiones. Algún que otro megáfono al grito de absurdos hits noventeros de toda índole (desde las Mama Chicho al Bombas Bombas de Chimo Bayo) y tres de cada cuatro asistentes que coreaban el Saharabbey Road de los Vetusta. Por la noche (amanecer), nada de frio como aseguraban (la ropa de invierno y la manta se volvieron tal cual llegaron) y alguna que otra tienda poseída en la que se oían gemidos.

 

Para seguir leyendo… ¡clica aquí!

3 thoughts on “Estamos de vuelta!”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *